Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
EL NUEVO EXÁMEN DE CIRCULACION "AL DETALLE" (Ene`13)

NOTA INFORMATIVA SOBRE LAS NOVEDADES EN LOS EXÁMENES DE CIRCULACIÓN

Descargar en PDF Zonas de EXAMEN

La realización de las pruebas, para la obtención de permiso de conducir (en cada una de sus clases), requiere el necesario nivel de calidad de modo que no se perciba como un mero trámite para la expedición del permiso de que se trate. La calidad ha de estar presente no solo durante la realización de las pruebas durante el examen, sino también como es lógico durante todo el proceso formativo del alumno (formación teórica y práctica).

La Directiva 2006/126 del Parlamento y el Consejo de la EU y en su aplicación elReglamento General de Conductores incorporan la calidad para todo conjunto.

En su aplicación a partir del 21/01/2013, la prueba de circulación en vías abiertas al tráfico estará integrada por tres actos sucesivos.Tanto en la recepción del aspirante como en las demás fases de la prueba, todas las partes implicadas en la misma (alumno, profesor y examinador) deberán mostrar un trato cortes y respetuoso.

1º.- RECEPCIÓN DEL ASPIRANTE: De este acto forma parte:

Presentación, por parte del examinador.

Identificación del aspirante:

El examinador, debidamente acreditado, procederá a la identificación del alumno antes de iniciar la prueba, mediante el correspondiente documento: DNI, pasaporte y certificado de inscripción en el Registro de ciudadanos comunitarios o tarjeta de residencia, en su caso.

Comprobaciones previas o verificaciones técnicas:

El examinador, antes de iniciar la prueba, pedirá al aspirante que realice alguna verificación o comprobación con carácter aleatorio (que podrá estar referida al funcionamiento de los indicadores de dirección, manejo de las luces, el estado de algún neumático mediante su examen exterior, niveles de alguno de los líquidos, etc.) atendiendo al tipo de vehículo, y de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General de Conductores para cada categoría de permiso).

2ª- Comprobaciones generales, para todos los permisos de conducción:

Luces (luz de posición, cruce, carretera, antiniebla, emergencia,...), señal acustica.

Abrir el capó y comprobar niveles (aceite, frenos, dirección, refrigerante_vaso de expansión, lavaparabrisas, bateria).

Localizar chaleco reflectante, triangulos, rueda de repuesto y herramientas, adhesivo con la presión correcta de las ruedas.

Cuadro de mandos (salpicadero): ¿Que tipo de combustible utiliza y cuanto queda?, temperatura del motor, luz de freno de mano.

Accionar aire acondicinado, calefacción, antivaho, luneta termica, limpiaparabrisas, lavaparabrisas, etc..

Comprobar documentación (permiso de circulación, itv en vigor, seguro).

 

3º- DESARROLLO DE LA PRUEBA.

A continuación, el examinador dará una breve explicación sobre la prueba que se va a llevar a cabo, los objetivos que se pretenden y las circunstancias del desarrollo de la misma, en sus dos fases de conducción autónoma y dirigida.

  1. Acomodación del aspirante, colocación del asiento, el cinturón de seguridad, así como la graduación del reposacabezas y de los espejos retrovisores. El examinador podrá igualmente solicitar al aspirante el manejo de algún mando o accesorio del vehículo, como el claxon o el limpiaparabrisas.

  2. Firma de la ficha de examen por el aspirante y anotación de la hora de comienzo de la prueba por el examinador.

  3. La conducción autónoma:

    • Esta fase no es opcional para el aspirante y debe realizarse en todo caso, con la finalidad de conseguir tranquilidad del alumno en la fase inicial de la prueba, poner de manifiesto su capacidad de tomar decisiones y su adaptación al tráfico.

    • Se realizará en los 10 primeros minutos de la misma, salvo para los permisos A1, A2.

    • Con carácter voluntario, se podrán seguir las indicaciones de un navegador, si el vehículo dispusiera de él, debiendo ser el aspirante quien programe, en el momento de la prueba, el punto de destino o itinerario que indique el examinador.

4.Conducción dirigida:

El examinador transmitirá las indicaciones con antelación suficiente, con un lenguaje claro, de tal manera que puedan ser fácilmente comprendidas por el aspirante. La prueba se desarrollará por vías urbanas e interurbanas y dentro de éstas, si fuera posible, por autopistas o autovías. Siempre que sea posible, se circulará por tramos en pendiente ascendente o descendente, túneles y pasos a nivel. Los aspirantes para la categoría B durante la prueba deberán realizar como mínimo dos maniobras, de la que una, al menos, deberá incluir la marcha hacia atrás.

También durante esta fase se evaluará la conducción eficiente del alumno en toda la prueba, siguiendo los principios generales básicos de la conducción eficiente

Para iniciar o reanudar la marcha, se debe utilizar la relación de marchas más adecuada en función del vehículo (turismo, camión, autobús, etc.), características de la vía (como desnivel de la calzada), etc.

Después de realizar el cambio de marchas, se debe acelerar de forma ágil y progresiva inmediatamente pero sin llegar a pisar a fondo el pedal del acelerador (50 y 70 % recorrido).

Los cambios de marcha en turismos con motor de gasolina, como norma general, se realizarán entre 1.500 y 2.500 rpm., y con motor diesel entre 1.300 y 2.000 rpm. En los vehículos con motor diesel de bajas revoluciones (camiones, autobuses, tractocamión, etc.), los cambios de marcha dependen mucho de las características del vehículo y de las condiciones de la vía, oscilando entre 800 y 2000 rpm las más adecuadas para realizar los cambios.

Una eficiente utilización de la caja de cambios se realiza mediante los llamados “saltos de marcha”, que consisten en pasar de 2ª a 4ª, de 3ª a 5ª, de 3ª a 6ª, etc., del mismo modo que para la reducción de velocidad de 6ª a 4ª, de 5ª a 3ª, etc.

Es conveniente circular el mayor tiempo posible en marchas largas y a bajas revoluciones y mantener una velocidad de circulación lo más uniforme posible, para evitar frenar y acelerar innecesariamente.

Una buena anticipación y una distancia de seguridad adecuada harán que la conducción sea mucho más eficiente. Nos permitirá advertir con suficiente antelación los imprevistos que puedan surgir en la carretera.

En las deceleraciones es conveniente levantar el pie del acelerador y dejar rodar el vehículo por inercia con la marcha engranada sin que baje de 1.000 rpm. Por lo tanto, en las detenciones, siempre que sea posible, se inmovilizará el vehículo sin reducir previamente de marcha

En las detenciones que se prevean superiores a 60 segundos, es conveniente apagar el motor. Se recuerda que en las incorporaciones con carriles de aceleración, adelantamientos en vías de doble sentido de circulación y otras situaciones en las que exista conflicto entre la conducción segura y la eficiente, deberá prevalecer la seguridad sobre la conducción eficiente.

Dada la complejidad de esta materia y en relación a la calificación de la conducción eficiente, de manera inicial y con la finalidad de facilitarla esta calificación, se informa que la calificación de la conducción eficiente se realizará de “forma global”y será calificada como una única falta leve, ya que, salvo esta novedad, se seguirán aplicando los actuales criterios de calificación.

La duración de la prueba no será inferior a 25 minutos de circulación real para los permisos A1, A2, BTP, B y B+E o 45 minutos para el resto de las categorías, excluyendo la recepción del aspirante, las comprobaciones previas y la comunicación del resultado. Es muy importante la transmisión de esta exigencia sobre cumplimiento de tiempos mínimos de conducción a todos los implicados en las pruebas ya que es imprescindible esta duración mínima para alcanzar una prueba de calidad.

LA PRUEBA "UNICAMENTE" SE INTERRUMPIRÁ PORQUE:

  1. Se cometa una falta eliminatoria, que comporte un peligro real, y concreto.

  2. Se produzca una intervención justificada del profesor. Se ruega la máxima diligencia en este punto respecto a los criterios del Anexo VI.C) 7.2 del R.G de Conductores.

  3. Quede acreditada una manifiesta impericia del aspirante.

  4. Se cometa una falta eliminatoria que, debido a la gravedad objetiva o el reproche social que conllevan por sí mismas, implicarán la interrupción de la prueba.

 Las faltas eliminatorias son las siguientes:

PROGRESIÓN NORMAL:

Separación lateral: Reducir peligrosamente la distancia lateral con peatones o ciclistas.

Velocidad adaptada al tráfico, vía y otras circunstancias: Franquear a velocidad excesiva un paso para peatones, sin que haya visibilidad lateral.

ADELANTAMIENTOS:

Observación y valoración: Adelantar en las intersecciones y en sus proximidades a vehículos de más de dos ruedas, sin disponer de la suficiente visibilidad lateral, y sin que haya preferencia de paso expresamente señalizada.

OBEDIENCIA DE LAS SEÑALES:

Semáforos: No respetar semáforo en intervalo rojo

Señales verticales: No respetar señal de STOP. No respetar la señal de CEDA EL PASO.

Señales horizontales: No respetar la inscripción de STOP. No respetar la señal de CEDA ELPASO.

DURANTE EL DESARROLLO DE LA PRUEBA:

Poner en peligro la integridad física propia o de los demás usuarios: Accidente, golpear vehículos o elementos.

Maniobra o actuación evasiva: Maniobra o actuación evasiva por parte de otro conductor o peatón.

Falta de visibilidad: Girar a la izquierda o circular invadiendo, total o parcialmente, la zona de sentido contrario, en lugar o circunstancias de reducida visibilidad.

Perdida de dominio: Perder el dominio sobre el vehículo.

Caída de la motocicleta: Caída de la motocicleta.

No seguir las indicaciones del examinador: No seguir las indicaciones del examinador, sobre el itinerario, habiendo sido convenientemente advertido. Cuando sea reiterada tal conducta (a la 3ª vez).

En el supuesto en que se produzca alguna de las causas recogidas para la interrupción de la prueba, el examinador anotará en el apartado de observaciones de la ficha de examen, una descripción breve y precisa de las circunstancias que han implicado un peligro real, concreto y justificado. Acabada la prueba, el examinador anotará en la ficha de examen la hora en que ha concluido esta.

COMUNICACIÓN DEL RESULTADO.

Finalizada la prueba, el examinador en presencia del profesor, comunicará el resultado de la misma al aspirante, con una explicación breve y clara sobre la evaluación de la prueba, sin entrar en discusión sobre faltas en concreto.

IMPORTANTE: Es en este punto donde se ruega la máxima colaboración de los profesores de formación vial dado que son ellos los que deben comentar a los alumnos que el tipo de explicación del resultado se realizará con mentalidad de “dar un diagnóstico” del comportamiento durante el tiempo de realización de la prueba y posibles errores a mejorar en sus prácticas. Y que en todo caso, la discrepancia con la calificación debe ser trasladada a la Jefatura de Tráfico por escrito y no en el momento de la comunicación del resultado.

Descargar en PDF

SERVICIO DE FORMACIÓN VIAL JPTV Valencia 15/01/2013

Compártelo!

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Para un correcto funcionamiento de la página y correcta experiencia de usuario utilizamos cookies en esta página. Ver política de cookies